sábado, 13 de septiembre de 2008

SI, QUIERO

Despues de volver de ese paraiso llamado Halong Bay, estuvimos otro par de dias recorriendo Hanoi. La ciudad es cojonuda y bastante tranquila para ser la capital, la gente es majetesisisima y la comida, aunque no muy elaborada, se sale de la teibol.

Pero eso si, a la hora de conducir, a los chavales se les va la hoya. En Vietnam no hay casi coches, pero eso si, todo dios, pero todo dios, tiene una moto. La moto les ha salido por un pico, por lo que estan decididos a sacarle el maximo provecho y no van a bajarse de ella bajo ningun concepto. Nunca. Ni para dormir. La verdad que es muy divertido ver como algunos echan la siesta en la moto, tumbados como las azafatas de los magos antes de empezar a levitar, tiesos como palos de polo y con un equilibrio digno de los hermanos bordini.

Como te imaginaras, con esta cantidad de motos cruzar la calle es peligrosisimo, cientos de ellas en todas direcciones y a todo trapo sin dejar de pitar. Los semaforos son un mero adorno luminoso y los retrovisores solo para cobardes. Lo unico que puedes hacer para cruzar es respirar ondo, taparte los ojos e ir avanzando pasito a pasito confiando en la misericordia divina. Pedro y yo estabamos muy preocupados por nuestra integridad fisica, no podiamos exponernos a un peligro asi diariamente, el riesgo de ser atropellados era demasiado grande. Habia que hacer algo. Algo urgente. Habia que alquilarse un buen motarro!!

Y la verdad que al principio es una paranoia eso de conducir sin ley ni orden pero luego le pillas el truco y hasta te mola. Eso si, tienes que tener mil ojos y ser un autentico ninja. Con una sola mirada tienes que hacerles ver a los demas motoristas que TU eres el rey de la pista, que NO has venido hasta aqui a jugar, que lo quieres TODO y lo quieres YA... Yeeeeaaaaahhhh

Tras varios dias de calor y asfalto, note que Pedro estaba tomandose demasiado en serio todo esto de la moto y que estaba mutando en una especie de "village people" a la vietnamita por lo que decidi que era el momento de poner pies en polvorosa y poner nuestros culos otra vez sobre la arena.

El lugar elegido fue "China Beach", la playa donde desembarcaron las primeras tropas del ejercito americano que estuvieron por aqui haciendo de las suyas alla por los anos 70. La playa no es para cagarse pero mola bastante, es enorme y no hay ni blas ya que estamos en temporada baja. La verdad que me recordaba un poco a la playa de laredo e incluso creo ver el monte de santona al fondo (ay mama, que ya me viene la morrina). Pero no, de verdad que el paisaje de Vietnam y sobre todo el tipo de playas entre montanas verdes me recuerda a cantabria un monton. Bustamante suelta el teclado... AHORA!!

Bueno, pues por alli estuvimos en primera linea de playa por cuatro duros haciendo nada, que no veas tu como se nos da de bien ultimamente. Despues de tres dias al sol, cuando ya estabamos a punto de pirarnos, cuando creiamos que habiamos cerrado la expedicion sin ningun contratiempo, una nueva experiencia mistica estaba a punto de cruzarse en nuestro camino. Te cuento.

La noche anterior a marcharnos habiamos estado cenando con una pareja de australianos la mar de majetes y antes de pirarnos a coger el autobus para Hoi An fuimos a la playa a despedirnos de ellos. De camino, en el merendero que hay a la entrada de la playa, se estaba celebrando un pantagruelico bodorrio a la vietnamita con karaoke y todo. Al pasar frente al merendero nos acercamos a husmear un poco y todos los comensales, bien borrachos, nos empezaron a llamar para que entraramos y que demonios, la cosa parecia bien chistosa y encima teniamos un hambre de cojones, asi que que mejor manera de quitar la gusa que con un suculento banquete de boda by the face?

Pero error, error, pues nada mas entrar todo el mundo se arremolino alrededor nuestro y en volandas nos fueron llevando de mesa en mesa cual monitos de feria a brindar con cada uno de los comensales al grito de "Mucham pacham", que viene a ser "del trago". Acto seguido y sin dejarnos meter nada solido en la boca se dio paso a los bailes y venga, a bailar que tocan. Fijate por dios en el tipo que baila en primer termino porque no se de donde cojones ha sacado esas articulaciones:

http://www.youtube.com/watch?v=LfTTSUaSd1o

Si, el que esta bailando al fondo con la mas pilingui del restaurante es pedro. Es que no veas como triunfa el bigoton por estas tierras. Total que una hora despues, sin probar comida, teniamos un morcillon de miedo y habiamos bailado hasta con la abuela del cantante, la cual estaba orgullosisima de la apasionante version que su nieto estaba ejecutando del clasico vietnamita "menea tu mule":

http://www.youtube.com/watch?v=pFr4iCwWBj0

En el primer descuido del personal, cogimos nuestras mochilas y nos fuimos a todo correr haciendo eses. Y es que no veas como chuman los canallas de los vietnamitas cuando se ponen. Por lo general no ves nunca gente borracha por la calle pero cuando hay un fiestorro... De hecho tienen un maravilloso refran que reza asi: Una fiesta sin alcohol es como una bandera sin viento. Dioossss que grandes!!! me quedooooooooooo.

Despues de este momento lisergico, pasamos un par de dias recuperandonos en un pueblecito cercano llamado Hoi an. Es un lugar muy cuco rodeado de palmeras y canales que vive del turismo de sol y playa y de la industria textil. Todo el pueblo esta lleno de sastres que te hacen trajes a medida cojonudos por cuatro perras. Asi que si estais pensando en casaros, antes de pasaros por pronovias pensad que por el precio de los trajes en Espana os podriais pillar dos billetes de avion a vietnam, estar 15 dias de hotelazo en la playa para coger color con vistas al album de fotos, haceros dos trajes a medida que te cagas y todavia os sobraria para comprar puros para ellos y jabones para ellas. Una autentica ganga oiga!!

Y es que por lo visto aqui en vietnam trabajan el textil de miedo y un monton de empresas extranjeras estan plantando sus fabricas aqui, como es el caso de Nike, comiendo parte de la tostada a china, que tiene mano de obra mas cara y una calidad en sus acabados que deja bastante que desear (si alguna vez te has puesto unas bragas del chino sabes de lo que hablo).

Pues bien, el plan despues de este pueblo era irnos a Nha trang, la playa mas turistica de vietnam donde nos alquilariamos una moto y nos dariamos un tour de cuatro dias recorriendo la costa en busca de buenos sitios para hacer snoorkeling y dormir al raso. Pero nada mas llegar al susodicho pueblo, el cielo nos recordo que estamos en temporada de lluvias y llovio, llovio y llovio.

La cosa es que habiamos tenido una chorra de la ostia con el tiempo estos primeros 10 dias porque en Vietnam hasta que llega noviembre llueve de lo rico. Con gran dolor de nuestros corazones tuvimos que quitarnos los planes playeros de la cabeza, las chanclas de los pies y poner rumbo al interior donde nos aseguraron que el tiempo es bastante mejor... por los cojones.

Estuvimos 3 dias en un pueblo de montana llamado Dalat y tampoco dejo de llover. Estabamos un poco desesperados y estabamos sufriendo una autentica regresion a la pubertad, pasando las tardes entre salas de billares, cervezas y triste scrabble. Nuestra sangre hervia, estabamos avidos de accion y Pedro empezaba de nuevo a tener unos compartamientos felinos muy pero que muy extranos... Todo indicaba que era el momento de salir de alli, necesitabamos volver a la primera linea de fuego, era el momento de invadir Saigon.

4 comentarios:

IVAN REGUERA dijo...

El look de Pedro es la de dios, ¡¡se parece al chef de Apocalypse Now!! ¡¡Mangos, quiero mangos!! ¡¡Un tigre joder, era un puto un tigre!!

Me encantan leer tus crónicas por la mañana, huelen a... cabrones hijos de perra.

jon dijo...

joder pedro! pareces recién salido de la ostra azul!!!

Mónica dijo...

Ana Rosa, que guapa iba la novia! jajajaja

Tono dijo...

Dejate bigote tipo espina fina de anchoa y dejate de tonterias!!!!


¡el bigote de pedro!, ese bigote ni el del pichon cuando salía de batán a clase de tarde....