domingo, 10 de agosto de 2008

MUCHO CHINO EN CHINA

Bueno, pues ya hace dias que dejamos atras Shanghai y no se que diablos decirte de esta ciudad, solo que es la cosa mas desmesurada que he visto en mi vida. Solo como dato decirte que en el boom contructivo de Shanghai, en los anos 90, toda Asia se quedo sin gruas. Y te aseguro que en Asia caben por lo menos el doble o el triple de gruas que en Noja.

Como es imposible hacerse una idea espacial de la ciudad a pie de calle, decidimos subirnos a un rascacielos (el tercero mas grande del mundo, que esta situado al lado del segundo mas alto del mundo, que a su vez esta al lado de los cimientos de lo que sera el puto rascacielos mas grande del mundo). Asi son los chinos de picaros.

Pues bien, una vez dentro del edifico y previa foto con un risueno Jackye chan de cera que preside el hall (no me preguntes porque), nos subieron a toda ostia la planta 80 y con los oidos aun taponados pudimos ver de lo que se trata esta ciudad. Todo, absolutamente todo hasta donde alcanza tu vista son rascacielos, el edificio medio tiene unas 40 plantas.

Lo mas loco de todo es que esos mastodontes de hormigon, que por su apariencia y volumen en Europa estarian ocupados por oficinas de mega empresas, son en su mayoria viviendas chungas, edificios de 5000 casas, de 30 metros cuadrados cada una, en los que vive una media de 7 chinos acinados en literas. Y es que ubicar a 1.300.000.000 millones de chinos tiene sus inconvenientes... Y vamos con otro dato molongui: China consume el 30% del acero mundial y el 50% de cemento. Riete de Marina Dor.

Y es que es curioso que el mayor problema para china sean los chinos! El exodo de gente del pueblo a las ciudades unido a la cantidad ingente de pequenos chinos que vienen al mundo cada dia, esta haciendo que incluso una ciudad de las dimensiones de Shanghay se este quedando pequena. Una de las medidas gubernamentales mas dicharacheras para frenar la alta tasa de natalidad es prohibir a las parejas que tengan mas de un hijo. En caso de tener un segundo churumbel, te expulsan de la ciudad y te destinan al campo el resto de tus dias. Asi que un calenton en china te puede salir bien caro.

Ante tan abrumador panorama, Pedro y Gonzalo (gente campechana y de partidita de tute a media tarde, amigos de sus amigos y buenos pagadores) estaban alicaidos, cabizbajos, no tenian ganas de vivir y los dias en Shanghai eran para ellos como dar tragos a una cocacola que lleva dias abierta en la nevera.

La perra y yo estabamos muy preocupados y decidimos actuar. En primer lugar nos ocupariamos de Gonzalo, sabiamos lo que un hombre de San Lucar de Barrameda (Jerez de la frontera, Cadiz, Andadalucia, Espana, Europa, el mundo, el sistema solar, la via lactea, el universo, Dios, camaron) necesita tras 15 dias de noodles y se lo ibamos a dar:

http://www.youtube.com/watch?v=lxAMF6qxLKM

Siiiiiiiiiiii, Gonzalo volvia a sonreir!!!! Atras quedaba su trasnochado discurso anticapitalista y su bigote volvia a tener ese brillo que solo un Big Mac puede conseguir.

Ahora solo nos faltaba ocuparnos de Pedrito, iba a ser duro, pero sabiamos perfectamente donde estaba el germen de su tristeza y decidimos atacar de frente el problema. Asi que buscamos y buscamos y buscamos por pueblos cercanos y hutongs a los mas selectos profesionales para dar a nuestro amigo una buena racion de adrenalina, una razon para seguir adelante: un cambio radical en su ya obsoleto estilismo. El resultado, un exito de critica y publico que a devuelto a Pedro a la primera plana del panorama chino:

http://www.youtube.com/watch?v=1wD8xYBTf0w

Ahora eramos de nuevo un grupo, un bloque compacto que se movia cual angila entre la marea amarilla. Con las pilas cargadas, decidimos responder a la ultima pregunta que nos quedaba por responder en esta ciudad, una de las preguntas claves que han impulsado este largo viaje hasta tierras de Mao: hay tiendas de los chinos en china? Y efectivamente que las hay, en formato centro comercial, maravillosas y descomunales como solo un hipotalamo chino puede concevir. Imagina un enorme corte ingles de 5 plantas, con sus ascensores y todo, con sus secciones por productos y donde todo, absolutamente todo es de plastico, tiene luces o escupe fuego... Dios, fuimos tan felices...

Bye bye, Shanghay

6 comentarios:

IVAN REGUERA dijo...

Bien, ya sé dónde no ir. Buena crónica.

Decidle al rajado que es un traidor por entrar ahí. Qué poca compostura, qué incoherencia ética, moral, política...

Besos, jarcia.

Mateo dijo...

a ver si aprovechais el viaje y le comprais a la perraña otras zapatillas, que lleva esas indies desde la primera maqueta de skimo 2003. dejaos de mcdonalds y poneros a comer ratas pekinesas de 12 kg

Gonzalo dijo...

Son unos fascistoides!!!!!!todos!!!!yo no queria de verdad...son ellos...me miran y me obligan!!!....aaaaaagggggggggggg!!

superavieja dijo...

buena cronica si señor,y se ve que el espiritu no decae en ningun momento!!! pero el publico quiere mas...por favor una putada a la perra.....algo pequeñin...simbolico...pa la peña...porfa....

dientes largos mckalahan, os manda miles de besos

Miguel Angel dijo...

por favor, importad la idea de lo de los chinos de 5 plantas. Lo necesitamos...

Rober ya ha vuelto y tiene el mismo color enfermizo. Yo creo que es sindrome de abstinencia anchoil

Mónica dijo...

Sólo os faltaba haberle puesto la música de "Tiburón" a esa entrada al McDonalds... me parto!:D

Muacas!